Allsports-tv.com

Deportes

AVISO LEGAL Esta página no contiene ningún tipo de fichero, todo está alojado en servidores totalmente ajenos a esta web, solo actuamos como intermediario ofreciendo enlaces enviados por nuestros usuarios y colaboradores.

El baloncesto en la España de hoy

Comparte

verbateen
Moderador Global
Moderador Global

Cantidad de envíos : 6422
Fecha de inscripción : 08/11/2009

El baloncesto en la España de hoy

Mensaje por verbateen el Jue Nov 17, 2011 4:43 pm

Artículo de Gonzalo Vázquez publicado el pasado 11 de Octubre.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

El aficionado al baloncesto en nuestro país lleva años sumido en una versión plañidera que lamenta un desprecio general a su deporte. El motivo de la desazón es muy simple: ese aficionado está siendo testigo de los mayores logros de la selección a escala internacional y sabe que aquí se juega el segundo mejor baloncesto nacional del planeta. Pero contrariamente a lo que dictaría la lógica observa cómo nada de esto encuentra en los medios de un reflejo acorde. Cómo cualquier rotunda estupidez camuflada como noticia inunda a diario los minutos de televisión deportiva condenando al baloncesto a lo que viene siendo desde ya ni se sabe: un reducto que perseguir fuera de los ‘mass media’.

Por mil vías distintas se ha denunciado hasta la saciedad este disparate. Y lo que en cambio viene siendo hora de denunciar es todo ese despilfarro de energías que no conduce a mejor sitio que la impotencia y la furia.

El habitual cuerpo aficionado al baloncesto en España viene siendo en realidad otro sector indignado. En su desesperación ha venido cargando contra la ACB por no saber venderse y contra TVE por no querer venderlo. Ambas llevan su razón. La primera padece de inopia y la segunda se ha motorizado a cobro revertido. Pero urge también preguntarse qué es exactamente lo que debe vender la ACB y qué cabe esperar a estas alturas de cualquier televisión al uso.

Se reclama, por ejemplo, la compra de derechos por otra cadena. Una privada que, por lo visto, promocione debidamente el asunto ganando así adeptos a la causa. Hasta hoy no conozco ningún canal de televisión que haya acometido una empresa semejante. Ninguna cadena que haya apostado de veras por nada que no sea fútbol y ese mantra que una vez dimos en llamar ‘nacionaldeportismo’, o sea, el deporte en tanto lo español huela a podio. Actualmente sólo acompañan al fútbol en la mesa de negociación Nadal, Alonso y las motos. Lo demás, ni importa ni importa que importe.

La selección española, cierto es, ha logrado elevar la cota de atención hacia el baloncesto a niveles razonables, incluso lógicos. Pero tampoco esto es debido a un repentino amor público por el juego, a un interés que pudiera adscribirse a las pasiones duraderas. Toda esa atención se debe al erotismo nacional que tan orgánicamente hermana con la política de los medios de comunicación. Éxito nacional, éxito de todos. Y para ello vale igual el baloncesto que las motos que el fútbol. El deporte en estos casos no es más que la excusa, el pedestal donde alzar la bandera. Y la cadena que haga sonar el himno verá satisfecha su compra.

Así ocurre que tras uno de estos oros el aficionado al baloncesto vuelve a caer en la ingenuidad de creer que la ola no romperá en la orilla. Que el ‘tsunami’ entrará tierra adentro inundando el país de afición por las canastas. A los pocos días, ese mismo aficionado se estrella con la realidad. El baloncesto ha desaparecido. No se advierte que sus seguidores no son los que cada verano, a falta de mejor parrilla, se apuestan a ver otro éxito de España. El baloncesto no tiene nada que ver con las ínfulas patrias. El baloncesto, como afición, es lo que es. Y si gusta se sigue. Y si no, media vuelta.

Ni se puede forzar al público a quedarse ni verdaderamente merece la pena. Todo ese gran público eventual que engorda las cifras un par de semanas en chancletas andará enseguida a otra cosa como dictan a diario los tronos de audiencia en televisión, radio y diarios digitales. Porque duele recordar que España, a estas alturas, está a otra cosa que el baloncesto no es.

En realidad el baloncesto sirve también para explicar lo que ha pasado en este país en los últimos veinte años. Para entender que el material de que hablamos es mucho mayor que el simple maltrato a un deporte. Que en el fondo va siendo hora de desnudar la temperatura cultural de toda una nación y el terrible suceso de que la presunta fragmentación de audiencias ha traído consigo una aplastante uniformidad que trata a las minorías como la escoba al polvo.

Como contraste, se ha repetido hasta la saciedad el feliz periodo vivido por el baloncesto en los años ochenta hasta su canto de cisne en los Juegos de Barcelona. Y de entonces a hoy los directivos recuerdan, como los jubilados, a Epi y Corbalán. Y allí se quedaron. El problema es que se ha olvidado qué España teníamos entonces, cuál era el público que sustentaba aquella feliz inflación y a qué prioridades atendían los medios. Incluso qué relación había entre televisión y espectadores.

España era otra bien distinta, un país humilde pero innovador, convencido en su seno de que lo interesante merecía su interés. Un país donde la televisión era un espacio que dar cabida un poquito de todo y un poquito a todos. Era una televisión donde la presencia se ganaba por méritos y la información aún atendía a criterios de derecho constitucional (“Los poderes públicos promoverán la información y la educación de los consumidores y usuarios”, Art. 51/2). Ya sólo exponerlo suena anticuado. Pero no está de más recordar que todo empezó así.

Es directamente imposible que el baloncesto prenda con fuerza en la España de hoy. Su seguimiento requiere un cierto temple y buen gusto. Y esto es precisamente lo que ha desaparecido de nuestro terruño mediático.

En el fondo no es la ACB el problema. Cualquier otra liga de Europa trasladada al rincón ibérico sufriría igual varapalo. Es el baloncesto mismo lo que no brinda lo que el público español se amontona en demandar. Y la ACB está desprovista de todo aquello que arrasa en los medios. Ni da dopajes por solomillo ni Hamiltons que llevar a patíbulo ni Mous que inyectar directamente al cerebro. Y si no se entiende esto, además de energía, se estará perdiendo el tiempo.

No sabe bien. Pero la realidad está blindada. Inmune a creer que una buena realización, unos segundos de resultados o la promoción de pequeñas biografías protagonistas pudieran acabar con la marginalidad. Naturalmente que algo así dignificaría el trato a nuestro deporte. Pero nada más. Para un renacimiento a la altura de lo exigible el debate debería caer de pleno en la prostitución: en eso que, por lo visto, la ACB debería vender.

Basta ver qué material ha sido a lo sumo noticiable estos días. La llegada de los Gasol a Barcelona y de Rudy a Madrid son las migajas que arrojar a la plaza. Y todo porque detrás van los palomos gordos.

No han sido pocas las temporadas en que la llegada de un Barca-Madrid promovía entre los aficionados la idea de emitirlo en la Primera. Con ello se pretendía arrastrar a toda esa informe masa enfrentada frente al televisor, como creyendo que al fin de semana siguiente un Estudiantes-Valencia pudiera enganchar parte de la tajada. La pregunta que va siendo hora de hacerse es para qué. Preguntarse si merece el baloncesto sumarse a la peor guerra abierta que esa histórica rivalidad haya conocido nunca en nuestro país, como si el baloncesto, tan sólo para sumar infantería, necesitara también de balcanizarse como el camino más corto a las portadas.

En realidad nada describe mejor la situación deportiva de los medios en España que ese formato de bar conocido como Los Manolos. La ‘manolización’ del deporte no es más que otra extensión de lo mostrenco que domina el panorama mediático nacional, donde el espectador ha dejado de ser un ente que merezca respeto. En la España de hace veinte años, con sus goteras y cabos, ni había medios que trataran al consumidor como gilipollas ni tanta gente encantada de recibir ese trato. El caso es que entre unos y otros han cerrado filas. Y éstas enseñan que cuanto más se llenan los informativos de deportes menos deporte hay.

Cuántos índices más hacen falta para entender que lo que de verdad mueve masivamente al público en nuestro país transita entre el jaleo y el morbo, el escándalo y la corruptela, el insulto y la alcoba, el ‘hooliganismo’ y la aversión al rival. La percepción cotidiana del deporte apenas dista ya palmos de la puesta en escena del corazón y sus buenas dosis de adrenalina.

La parte más cínica del periodismo de pantalla, el que sonríe mientras se forra a costa del mismo espectador que burla, alegará contra esto que el deporte, como entretenimiento, no merece otra importancia. Luego, eso sí, será muy importante demostrar que el desenfado, mejor cuanto más agresivo. Así cuando la diversión se convierte en tiranía lo serio y moderado, lo que el deporte pudo figurar alguna vez, se arroja al cubo de la basura como género despreciable, allá donde reposa cada jornada la liga ACB, que tiene como bandera, como único reclamo, el baloncesto bien hecho. Ni más ni menos.

El baloncesto es un deporte delicado que está al alcance de todos. Pero la España que hemos creado ni está en armonía con lo que el baloncesto está en disposición de ofrecer ni el baloncesto debería caer nunca en la trampa comercial si ello supone, como dicta el paso, que el escándalo y la anécdota lo adelanten por la derecha, esto es, valgan más que el deporte a secas. De hecho debería ser motivo de orgullo esta prudente distancia al vertedero.

Para hacer del baloncesto un fenómeno de masas debería enfermar de verdad. Debería ser arrojado al mismo lodazal mediático que día sí y día también ratifican como prueba de acceso los índices de audiencia. En su buena fe, el aficionado parece haber olvidado el país que habita.

Una cosa es la dignidad de trato. Y otra bien distinta aspirar a que el baloncesto se sume a las noticias más leídas y programas más vistos, o sea, a la ley de medios. Habría entonces que desnudar a la novia de Rudy, acostarla con un compañero, airear los detalles, poner a bailar a Romay y prodigar cuantas más peleas de pista mejor. La ACB ganaría entonces mucha presencia, que es lo que parecen reclamar no pocos aficionados. Y ello equivaldría a creer que lo que hoy día representan en España las grandes audiencias sea digno de emular.

Algo no funciona, acertaba ayer un diario. Desde luego que el baloncesto no es.


_________________
Por favor, leed [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] antes de postear
Las peticiones hechas fuera de sitio o sin cumplir los requisitos serán borradas

El uso de [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] acelera las descargas de DepositFiles ([Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo])

radoand1
Moderador Global
Moderador Global

Cantidad de envíos : 7375
Fecha de inscripción : 01/08/2009
Localización : España
Edad : 36

Re: El baloncesto en la España de hoy

Mensaje por radoand1 el Jue Nov 17, 2011 4:54 pm

Muy buen articulo,si señor,vaya cronica que se ha marcao el tio.

frmspain
Novato
Novato

Cantidad de envíos : 1151
Fecha de inscripción : 22/09/2009

Re: El baloncesto en la España de hoy

Mensaje por frmspain el Jue Nov 17, 2011 7:33 pm

El articulo esta bastante bien, y la verdad es que no se sabe vender el producto, por que hay mas interes en el extranjero casi que aqui por la ACB o liga endesa, yo creo que para revitalizar el basket habria que crear una franquicias europeas de la Nba, y eso si le daria empaque al basket, si no seguiremos siendo un deporte medio subersivo, con resultaos superlativos.

radoand1
Moderador Global
Moderador Global

Cantidad de envíos : 7375
Fecha de inscripción : 01/08/2009
Localización : España
Edad : 36

Re: El baloncesto en la España de hoy

Mensaje por radoand1 el Jue Nov 17, 2011 7:51 pm

frmspain escribió:El articulo esta bastante bien, y la verdad es que no se sabe vender el producto, por que hay mas interes en el extranjero casi que aqui por la ACB o liga endesa, yo creo que para revitalizar el basket habria que crear una franquicias europeas de la Nba, y eso si le daria empaque al basket, si no seguiremos siendo un deporte medio subersivo, con resultaos superlativos.
Por eso puede que el tema del lockout en la NBA y posible acercamiento de estrellas NBA a Europa(Pau Gasol,Deron Williams,tony Parker,Nowitzki,Durant....) sirva de puente para lo que comentas de las franquicias NBA en Europa.Es un tema que se comenta desde hace ya unos años y puede que ahora si al final no hay liga en America,se den las condiciones adecuadas para empezar a plantearse el tema.
Un saludo

frmspain
Novato
Novato

Cantidad de envíos : 1151
Fecha de inscripción : 22/09/2009

Re: El baloncesto en la España de hoy

Mensaje por frmspain el Jue Nov 17, 2011 8:00 pm

Lei en una pagina americana, que las franquicias europeas era un proyecto a largo plazo, creo que se hablaba del 2020, pero que consultoras estaban trabajando en el tema, curiosamente en españa solo daban de momento a Madrid plaza, y sin embargo Londres o Munich, potencias baloncestisticas, si tendrian plaza, por que prima mas el tema economico que el deportivo, turquia, Italia y grecia eran otros paises que tambien sonaban, por que el canon para entrar en la Nba, creo que era de 100 Millones. Pero el mercado de tv. bestial.

radoand1
Moderador Global
Moderador Global

Cantidad de envíos : 7375
Fecha de inscripción : 01/08/2009
Localización : España
Edad : 36

Re: El baloncesto en la España de hoy

Mensaje por radoand1 el Jue Nov 17, 2011 8:19 pm

frmspain escribió:Lei en una pagina americana, que las franquicias europeas era un proyecto a largo plazo, creo que se hablaba del 2020, pero que consultoras estaban trabajando en el tema, curiosamente en españa solo daban de momento a Madrid plaza, y sin embargo Londres o Munich, potencias baloncestisticas, si tendrian plaza, por que prima mas el tema economico que el deportivo, turquia, Italia y grecia eran otros paises que tambien sonaban, por que el canon para entrar en la Nba, creo que era de 100 Millones. Pero el mercado de tv. bestial.
Tiempo al tiempo,pero me da a mi que el lockout va a abrir mas puertas de las que creemos.Yo tambien escuche lo que comentas y que Florentino Perez le seducia la idea,en fin ya veremos.

Marcelo
Administrador
Administrador

Cantidad de envíos : 13669
Fecha de inscripción : 31/07/2009
Localización : En las sombras,observando.

Re: El baloncesto en la España de hoy

Mensaje por Marcelo el Jue Nov 17, 2011 9:19 pm

Quizas si nos pondriamos a pensar un poquillo llegariamos a entender que el loockout se ha creado para hacer un baloncesto mas global.

Eso es lo que yo creo.

Un saludo a todos.


_________________

Dar los créditos al uploader no cuesta nada.

No se aceptan peticiones, ni resubidas.


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


frmspain
Novato
Novato

Cantidad de envíos : 1151
Fecha de inscripción : 22/09/2009

Re: El baloncesto en la España de hoy

Mensaje por frmspain el Jue Nov 17, 2011 11:43 pm

Yo que soy algo veterano, me acuerdo cuando llegaba a españa una terceraronda del draft, que habia jugado 18 minutos en una temporada y se le daba tratamiento de excelencia, ahora el basquet esta globalizado, la NBA es mas internacional que nunca, y por ejemplo, en las canteras mas de un cuarto de los jugadores son extranjeros, en algunos equipo son mas del 70%. Ahora, lo de estrategias ya no lo se.

Madrizz

Cantidad de envíos : 35
Fecha de inscripción : 07/01/2013

Re: El baloncesto en la España de hoy

Mensaje por Madrizz el Mar Feb 12, 2013 2:10 pm

gran articulo

    Fecha y hora actual: Vie Dic 09, 2016 12:59 am